Beneficios de aprender piano

El piano es un instrumento fascinante de escuchar y los pianistas profesionales en conciertos hacen que parezca tan fácil tocar el piano, pero una vez que nos sentamos y lo probamos por nosotros mismos, nos damos cuenta de que es más complicado de lo que parece.

Sin embargo, ten en cuenta que tenemos que empezar por algún lado. Tocar el piano nos ofrece un mundo de infinitas oportunidades en el mundo de la música, además de beneficios mentales, físicos y emocionales.

Es cierto que las lecciones de piano benefician a los niños pequeños, pero también a los adultos. De hecho, pueden beneficiar aún más a los adultos. Ya que después de todo, los niños aprenden a tocar porque sus padres lo hacen o les obligan. Pero los adultos aprenden porque quieren, y este deseo marca la diferencia.

Independientemente de tu edad, este artículo destaca los 17 beneficios de aprender a tocar el piano.


1. Es una puerta de entrada al mundo de la música

Cuando un compositor se sienta a crear una nueva pieza musical, lo más probable es que comience su trabajo creativo tocando el piano. El piano tiene todo lo que un compositor podría desear: un gran rango de notas, opciones dinámicas matizadas, interpretación sencilla y un tono magnífico. Innumerables músicos comenzaron sus carreras musicales experimentando con el piano de su familia cuando eran niños, y esta experimentación abierta se atribuye a lo intuitivo que es un instrumento como el piano. Prácticamente cualquier canción o pieza musical con una melodía y progresión de acordes se puede condensar y adaptar para tocar en el piano, sin importar cuán grande o complicado sea el arreglo. El piano es un instrumento adecuado para músicos de todos los niveles y antecedentes. Los beneficios de aprender a tocar el piano llegarán de forma rápida y relativamente fácil para los intérpretes de todos los niveles.

2. Es fácil de tocar

A diferencia de otros instrumentos, el piano es sorprendentemente fácil de aprender. Los beneficios de aprender a tocar el piano incluyen una ejecución rápida e indolora del instrumento. En otros instrumentos como la trompeta o la guitarra, hay una curva de aprendizaje enorme en los primeros meses de lecciones que puede ser muy difícil de manejar. En instrumentos de viento necesitas dominar la embocadura (el uso de los músculos faciales y la forma de los labios para la boquilla) y para tocar la guitarra tienes que construir callos en los dedos. Esos son procesos que se dominan solo después de meses de esfuerzo, trabajo y práctica.

Una ventaja de aprender a tocar el piano es que la operación es muy simple: cuando presionas una tecla, se produce un sonido. El piano es el instrumento ideal para que un niño aprenda debido a que es muy intuitivo. En cuestión de minutos, un niño pequeño puede sentarse al piano y aprender a tocar algo. El piano también es instantáneamente expresivo, lo que permite a los intérpretes de todos los niveles de habilidad y experiencia tocar suavemente o en voz alta con facilidad. Hay pocos instrumentos más acogedores y fáciles de tocar para principiantes que el piano.

3. Facilita la comprensión de la teoría musical

Los beneficios de aprender a tocar el piano incluyen una manera fácil y enfocada de entender la teoría musical. Cuando un estudiante comienza a aprender conceptos complejos de teoría musical, generalmente comienza por mirar el piano. La teoría musical se visualiza básicamente como las teclas blancas y negras de un teclado. Aprender a construir y comprender acordes, escalas e intervalos es mucho más fácil de hacer en un teclado que en otros instrumentos como la guitarra o el clarinete. Los estudiantes que aprenden otros instrumentos enfrentan el desafío de aprender conceptos de teoría musical en un proceso que está separado de su instrumento porque tendrán que familiarizarse con el teclado, pero los estudiantes de piano se familiarizarán con el teclado durante su primera lección. Cuando un estudiante de piano aprende a tocar su primera escala o acorde, esencialmente está aprendiendo a entender la teoría musical. Incluso los músicos más hábiles carecen de habilidades críticas y comprensión de la música si no pueden comprender cómo funciona la teoría musical, por lo que cuando se familiariza con la música, el teclado es imprescindible.

4. Fomenta la creatividad

La Dra. Ana Pinho realizó un estudio reciente sobre pianistas de jazz. Al monitorear su actividad cerebral mientras tocaban, descubrió que la parte de su cerebro responsable de las respuestas predeterminadas o estereotipadas en realidad estaba apagada. En cambio, cuando los pianistas de jazz están tocando, su capacidad de improvisación cerebral se dispara para crear un sonido y estilo únicos y originales.

5. Ayuda a mejorar las habilidades cognitivas

Según un artículo publicado recientemente, un equipo de investigadores del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer de Barcelona, estudió los cerebros de sujetos de prueba de edad avanzada antes y después de meses de lecciones de piano. En comparación con otro grupo que había recibido formación en actividades de ocio como el deporte y la pintura, etc., los pianistas mostraron una mejora mucho más notable en el test de STROOP, así como en otras pruebas neuropsicológicas, lo que sugiere que aprender a tocar y leer música puede ser una intervención útil en adultos mayores para promover la reserva cognitiva. El desafío inherente de aprender a tocar y leer música para piano ayuda a mantener el cerebro alerta y enfocado no solo para las personas mayores, sino también para los cerebros jóvenes en desarrollo. Las habilidades y conceptos que los niños aprenden cuando son pequeños los beneficiarán durante toda la vida, por lo que todos los estudiantes de piano pueden obtener grandes beneficios, incluso si no se convierten en concertistas de piano. Se ha comprobado que los beneficios de aprender a tocar el piano mejoran vidas.

6. Cambia la estructura cerebral y aumenta la neuroplasticidad

Mucha gente se define a sí misma como buena o no buena en la música. Gottfried Schlaug, director del laboratorio de música y neuroimagen de Beth Israel Deaconess y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, ha confirmado a través de múltiples estudios que el cerebro de algunas personas es más adecuado para aprender música. Sin embargo, todos los humanos pueden beneficiarse e incluso cambiar la forma en que su cerebro procesa la información y aprende nuevas habilidades al aprender a tocar el piano.

La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para formar y reorganizar conexiones sinápticas, especialmente en respuesta al aprendizaje o la experiencia o después de una lesión. En términos más simples, la neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para cambiar de forma y función específicamente cuando es estimulado por la actividad física. Tocar el piano cambia el cerebro de una manera positiva. Los estudios demuestran que la música estimula el cerebro de una manera que ninguna otra actividad lo hace. Mientras tocas una pieza en el piano, estás agregando nuevas conexiones neuronales, lo que prepara a su cerebro para otras formas de comunicación. Entonces, aunque parezca que solo estás trabajando en una pieza de piano particularmente difícil, también estás mejorando tu memoria, atención, habla, lenguaje, habilidades espaciales y matemáticas, e incluso la capacidad de transmitir emociones vocalmente. Practicar música a una edad temprana puede producir cambios estructurales en el cerebro que permanecerán contigo por el resto de tu vida.

7. Reduce el estrés y trata la depresión

Algunas de las piezas musicales más hermosas y conmovedoras jamás creadas se han escrito para piano, pero el piano hace más que sonar increíble y reflejar las emociones humanas. La ciencia ha revelado recientemente que aprender a tocar el piano es un proceso tan poderosamente beneficioso que en realidad puede tratar la depresión y aliviar el estrés, según un artículo de 2013 publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina, se demostró que las lecciones de piano disminuyeron la depresión, indujeron estados de ánimo positivos y mejoraron la calidad de vida psicológica y física de los ancianos. A pesar de que el grupo demográfico estudiado son adultos mayores, estos hallazgos son alentadores para todas las edades de que la práctica del piano puede servir como un tratamiento holístico y natural para la depresión y los trastornos del estado de ánimo. Los resultados sugieren que tocar el piano y aprender a leer música puede ser una intervención útil en los adultos mayores para promover la reserva cognitiva (RC) y mejorar el bienestar subjetivo. Tocar el piano es una forma fácil y sin drogas de mejorar el estado de ánimo y el bienestar. El proceso de leer música para piano puede beneficiar enormemente a todos, desde niños pequeños hasta adultos mayores que enfrentan el estrés y la depresión.

8. Mejora la destreza, la independencia de las manos y la memoria muscular

Los beneficios de aprender a tocar el piano ayudan a desarrollar conexiones entre los músculos de las manos de una persona y su cerebro. Se ha demostrado que una persona que toca el piano con regularidad tiene manos más fuertes, más flexibles y más independientes que las manos de los no músicos. Esto se atribuye al hecho de que los pianistas hacen cosas con las manos que una persona promedio nunca hace a lo largo de su día. Se requiere mucha fuerza y ​​flexibilidad en la mano para poder tocar escalas, acordes y melodías. Prácticamente toda la música para piano exige acciones completamente separadas e independientes de las manos izquierda y derecha. Esto promueve una cualidad ambidiestra en los pianistas que pocas personas tienen. En el piano, la mano izquierda suele tocar partes de bajo y acordes graves, mientras que la mano derecha se centra principalmente en líneas de melodía. La independencia entre las manos derecha e izquierda que desarrolla un pianista se produce después de meses de práctica detallada y concentrada. Esta cualidad ambidiestra positiva puede ser útil en actividades fuera de la música, como deportes, baile y aptitud física.

9. Aumenta el rendimiento escolar

Múltiples estudios científicos han demostrado que tocar el piano puede mejorar la capacidad de un niño para escuchar, concentrarse y aprender dentro y fuera de la escuela. Los estudios han demostrado que el entrenamiento asiduo de instrumentos desde una edad temprana puede ayudar al cerebro a procesar mejor los sonidos, lo que facilita absorber otros temas, desde la literatura hasta las matemáticas. El entrenamiento musical en la niñez altera fundamentalmente el sistema nervioso de tal manera que los cambios neuronales persisten en la edad adulta después de que el entrenamiento auditivo haya cesado. Las clases de piano tienen la capacidad de alterar permanentemente la química cerebral de un niño para que esté mejor preparado para el aprendizaje de por vida. Introducir a tus hijos a las lecciones de piano desde el principio fomenta un entorno positivo para el aprendizaje.

Además, las lecciones de piano ayudan a los estudiantes de cualquier edad a terminar proyectos. La sensación de completar una escala difícil o una obra musical difícil es excelente, y esa sensación de logro a través del trabajo duro puede trasladarse a la vida diaria de los estudiantes de piano. Ser un estudiante de piano exitoso requiere tiempo, esfuerzo y seguimiento, y estas son cualidades que pueden ayudar a una persona a tener éxito en sus carreras, educación y relaciones. Aprender a tocar el piano desarrolla tenacidad, paciencia y perseverancia en una persona.

10. Mejora la memoria

A quién no le gustaría recordar mejor las cosas. Las investigaciones muestran que aprender a tocar el piano mejora la memoria de trabajo de los adultos mayores. Y esto es especialmente cierto después de tan solo seis meses de aprendizaje. Este beneficio se muestra específicamente cuando lees. En 1993, el Educational Psychology Journal vinculó tocar el piano con una mejor comprensión lectora. Además, aprender a memorizar música antes de la interpretación ejercita las habilidades de comprensión de lectura y la parte de su cerebro responsable de recordar. La capacidad de procesar señales auditivas generalmente se ralentiza a medida que envejecemos. Sin embargo, los participantes de un estudio reciente que continuaron tocando música durante toda su vida habían ayudado a revertir el deterioro del procesamiento cerebral, la memoria y la pérdida de audición del oído interno.

11. Agudiza la concentración y el enfoque

Aunque no te des cuenta, cuando tocas el piano estás enfocado en el ritmo y el tempo, el tono y el volumen, la melodía y la armonía, todo a la vez. Al mismo tiempo, también tienes que estar enfocado en la posición de los dedos de ambas manos, los pedales, la postura del cuerpo y más. Aprender a tocar el piano te ayuda a superar problemas de concentración. Después de todo, tocar un instrumento es una de las pocas actividades que involucra todas las áreas de su cerebro a la vez. Al fortalecer múltiples áreas del cerebro, incluida nuestra capacidad para concentrarnos, enfocarnos y aplicar el conocimiento, tocar música nos permite ejercitar nuestro cerebro de manera similar en otras áreas. Por lo tanto, no debería sorprender que comenzar a tocar el piano genere una mayor paciencia, concentración y disciplina en otras áreas de su vida.

12. Mejora la conciencia auditiva

Tocar el piano puede mejorar tu conciencia auditiva general sin importar dónde se encuentre en este rango. Tocar el piano te entrena para reconocer tonos, intervalos y acordes, además de ayudarte a desarrollar un sentido del tono. Y no importa si empiezas de joven o adulto. No importa la edad, tocar el piano y tomar clases de piano ayuda a mejorar tu conciencia auditiva. La conciencia auditiva también es importante en otros ámbitos a demás de la música. Una buena conciencia auditiva facilita la identificación y comprensión de los patrones de sonido de idiomas extranjeros, puede combatir la dislexia mientras aún se está desarrollando y puede ayudarte si tienes problemas para escuchar cuando hay mucho ruido de fondo.

13. Potencia la confianza y autoestima

Tocar el piano aumentará tu confianza y te ayudará a superar la timidez. Es como hablar en público, solo que no tienes que mirar a tu audiencia o usar tu voz. Con cada paso de aprendizaje tu confianza crece. Cuando tocas tu primera melodía. Cuando pasas de tocar con una mano a dos manos. Cuando pasas de un nivel de dificultad a otro. Luego, cuando actúas frente a una audiencia, tu confianza aumenta aún más. Cada nivel de habilidad que alcances abre la puerta a otro nivel, y cada nivel que superes será un aumento considerable de confianza y autoestima. Aprender a tocar el piano y experimentar la emoción de la maestría después de aprender una pieza musical es una forma increíblemente poderosa de aumentar la saguridad en uno mismo.

14. Aumenta tus habilidades multitarea

Tocar el piano ayuda a realizar múltiples tareas. Aunque no te des cuenta, cuando tocas el piano realizas muchas cosas simultaneamente, tus ojos leen la música, tus manos se mueven en direcciones separadas, tus dedos presionan varias teclas a la vez y tus pies presionan los pedales. Tocar el piano te enseñará a concentrarte en múltiples cosas, como hacer malabares, pero de una manera mucho más artística. Algunos llaman a esta habilidad “concentración dividida”. Las habilidades multitarea como estas se extienden a situaciones de la vida real. Estas habilidades te permiten prestar más atención en la escuela y el trabajo sin que tengas que dejar todo lo que estás haciendo.

15. Mejora el oído

El piano te hace mejor oyente. Un rabino judío dijo una vez: “Tienes dos oídos pero una lengua por una razón, y la lengua está cubierta por dos labios”. Este sabio consejo nos recuerda que debemos hacer el doble de escuchar que de hablar. También nos recuerda que cuando hablemos, debemos pensar detenidamente sobre lo que decimos de antemano. Si te cuesta vivir de esta manera, hablando demasiado y escuchando muy poco, entonces deberías aprender a tocar el piano. Los indicadores sugieren que esta experiencia te convertirá en un mejor oyente. También mejorará tu capacidad para interpretar las emociones de los demás.

16. Ayuda a gestionar mejor el tiempo

Si alguna vez has sentido que estás perdiendo el tiempo, aprender a tocar el piano es una excelente manera de resolver este problema. Quizás hayas escuchado el viejo adagio, “La práctica hace al maestro”. Bueno, es cierto, pero más de lo que te imaginas. Sea cual sea la canción en la que estés trabajando, la práctica la hace perfecta. Independientemente de las habilidades con el teclado que estés aprendiendo, la práctica también las hace perfectas. Practicar piano también te ayuda a perfeccionar tus hábitos de gestión del tiempo en la vida en general más allá del teclado. Al igual que con cualquier responsabilidad o pasatiempo, aprender a agregarlo a tu rutina diaria y hacer tiempo para ello requiere una buena gestión del tiempo. Tocar el piano y otros instrumentos que exigen un horario de práctica rutinario es particularmente eficaz para desafiar la capacidad de uno para administrar y organizar su tiempo. Para los niños, aprender a tocar el piano, hacer malabares con lecciones, practicar y divertirse es una excelente manera de enseñar estas habilidades para toda la vida.

17. Agrega belleza a tu vida

Hemos dejado el beneficio más subjetivo para concluir con la lista. La música es increíblemente poderosa y la música de piano, en particular, puede brindar una verdadera belleza y emoción tanto al oyente como al que toca, y estas cosas a menudo escasean para alguien abrumado por el estrés del trabajo y los compromisos familiares. El piano se diseñó para reflejar las emociones y los sentimientos humanos, por lo que no es de extrañar que la gente reaccione fuertemente con alegría, tristeza o asombro. Y lo maravilloso de la música de piano es que puedes compartirla con tu familia y amigos. La música es un lenguaje que cruza todas las barreras de edad, etnia, clase social, etc. Es una manera maravillosa de unir a la comunidad en general, así como a grupos más pequeños de familiares y amigos.


En definitiva, los beneficios de aprender a tocar el piano son poderosos y numerosos. Independientemente de tu edad, verás que hay muchas razones para empezar a aprender piano, y los beneficios afectar a todas las áreas de nuestra vida (intelectual, emocional, físico, social y personal). Para dar el paso, solamente necesitas un piano o teclado, puede servir cualquiera que tengas por casa o alguno muy económico, y empezar a golpear esas teclas. Puedes aprender de manera autodidácta, viendo lecciones y tutoriales online, o buscar un profesor que te muestre cómo aprender y comprender todo lo que necesita saber sobre tocar el piano. Al buscar un instructor de piano, es importante tener en cuenta aspectos como los años de experiencia en la interpretación, comportamiento y personalidad. Hay muchos profesores de piano, así que asegúrate de encontrar el adecuado para ti y tus necesidades. Con el profesor adecuado y una actitud positiva, no hay límites para lo que puedes lograr en la música.